domingo, 23 de septiembre de 2012

TARTA PEPPA PIG


           Hay tartas que imaginas en tu cabeza de manera tan espectacular, que terminan lanzando juegos artificiales y todo!!! Sin embargo, la realidad termina siendo muy diferente...Imaginaba una tarta con mucho colorido para unos dibujos, que pedían a gritos una explosión de color.
Sin embargo, aún hace calor...Yo y mi manía de no hacer tartas fondant con estos calores. Si hace el relleno con ingrediente como mermeladas o nutella, quedan un tanto simples y secas...Y para mí es tan importante el sabor de las tartas como la decoracón...Quizá me hace mucho más feliz que se la terminen de comer...jejeje.
Así que me decidí por un relleno de nata y melocotón, junto con la sujerencia de Ana, la madre, que deseaba algo de chocolate blanco...¿Melocotón y chocolate blanco? Dios santo!!!! Me encantó la mezcla!!!
Sin embargo, casi lloro con la simplicidad de la decoración. A Manuel le gustaba el episodio donde Peppa Pig y George iban a ver a los bomberos. Así que...era sencillo...Sin embargo, cuando terminé, no ví la explosión de color que había visto en mi cabeza...La nata tiene esos límites.
La una de la madrugada y casi lloro de la frustración. Incluso pedí que comprasen otra...Jo!!!
Sin embargo, me sentí mucho mejor cuando se hizo de día y les gustó...y mucho mejor cuando me enteré que se la habían comido toda...Respiré más tranquila.
Tal vez debería tranquilizar mi  intentó de perfección en todo.

Ingredientes de la tarta:

-Bizcocho básico (pincha aquí)
-1 lata pequeña de melocotón en almíbar.
-1 litro de nata para montar.
-Mermelada de melocotón.
-Colorante alimenticio naranja.
-250 grs. de chocolate blanco.

Vamos por partes.

Crema de chocolate blanco:

-500 ml. de nata para montar.
-250 grs. de chocolate blanco.

         Calentamos la nata hasta que empiece a hervir. Separar del fuego inmediatamente y añadir el chocolate blanco en trozos para facilitar su integración.
Cuando esté a temperatura ambiente, meter toda una noche en la nevera y montar al día siguiente.

Montar la tarta:

          Corta el bizcocho en tres partes.
Mojar cada capa del bizcocho con el almíbar de la lata de melocotones. Calentarlo un poco antes, para que lo absorva mejor.
Montar unos 500 ml de nata con un poco de azúcar (yo le puse un poco de leche en polvo para que la nata quedase un poco más dura). Añadí un poco de colorante naranja para que el aspecto a melocotón fuese más intenso y un par de cucharadas de mermeladas de melocotón, para saborizarla.
Añadir la nata con melocotón y encima, trocitos de melocotón en almíbar, cortados muy pequeños.
Otra capa de bizcocho con almíbar de melocotón y poner crema de nata con chocolate blanco.
Encima, la última capa de bizcocho con almíbar.
Revertir los bordes con la nata de melocotón y guardar en la nevera.
Después, añadir la nata con chocolate blanco por encima de manera que caigan por los lados.
¡¡¡Cha, chan!!!!
¡¡¡Decoración y a comer!!!
Una tarta fesca y muy suave; ideal para los días calurosos de verano y...las noches  frías de invierno...jejeje.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada